fbpx Saltar al contenido

¿Cómo Controlar Un Ataque De Ansiedad En El Embarazo?

Hola amigas, las etapas de un embarazo no son totalmente estables y hay mujeres que presentan síntomas diferentes a otras. Existen muchas que presentan ataques de ansiedad y por eso el tema de este post es ¿Cómo controlar un ataque de ansiedad en el embarazo?

El embarazo puede representar algo realmente feliz y emocionante, pero el embarazo en sí puede ser muy estresante. Tu cuerpo pasa por considerables cambios hormonales. Siente dolores y molestias que nunca antes sintió. Debe preocuparse por su propia salud, preocuparse por la salud del feto y preocuparse por cómo va a vivir su vida una vez que traiga un bebé a este mundo.

El embarazo también puede aumentar su riesgo de desarrollar ataques de ansiedad, y cuando estás embarazada, estos ataques pueden ser un desafío increíble. Este artículo explora la relación entre el embarazo y los ataques de pánico y sugiere posibles opciones de tratamiento.

¿Cómo Controlar Un Ataque De Ansiedad En El Embarazo?

¿Cómo Controlar Un Ataque De Ansiedad En El Embarazo?

¿Es común estar ansioso mucho durante el embarazo? El embarazo saca a relucir la preocupación en todos nosotros. Y por una buena razón, estás cultivando una vida dentro de ti.

Es natural preocuparse por lo que come, bebe, piensa, siente y hace. También es perfectamente normal preocuparse por si su bebé está sano, cómo esta nueva persona cambiará su vida y sus relaciones, y si realmente está a la altura de la paternidad. Pero si su ansiedad se está volviendo cada vez más ardua e interfiere con su funcionamiento cotidiano, es hora de encontrar una manera mejor de manejarlo.

Para empezar, comparte suavemente tus miedos con tu pareja, incluso si son sobre él. Lo más probable es que albergue preocupaciones propias.

Los ataques de ansiedad pueden afectar hasta al 10% de todas las mujeres embarazadas o más, y ese nivel de estrés puede ser perjudicial para usted y su bebé. Controle los ataques de pánico con estrategias de ansiedades saludables y seguras.

Cada vez que experimenta algunas de las tensiones de un ataque de ansiedad, nunca es una mala idea visitar a un médico por si acaso. El embarazo tiene muchas complicaciones, y a menudo puede ser difícil diferenciar entre un ataque de ansiedad y algo más serio. Pero una vez que has descartado las opciones más serias, aún necesitas controlar tus ataques de ansiedad.

¿Cómo Puedo Calmar Mi Ansiedad?

Aquí hay algunas maneras de controlar su estrés y reducir la ansiedad en el trabajo y en el hogar:

1.-Practique diciendo la palabra no

Ahora es un buen momento para deshacerse de la noción de que puedes hacerlo todo. No puedes, así que aprende a dejar ir tus ideales de supermujer. Reduzca la velocidad de una prioridad y acostúmbrese a la idea de pedir ayuda a sus amigos y seres queridos.

2.- Reduzca los quehaceres domésticos

Es momento de que uses ese tiempo para levantar los pies, tomar una siesta o leer un libro. No todo es hacer oficios y mucho menos si te encuentras en plena gestación.

3.- Aproveche días de vacaciones siempre que sea posible

Pasar un día, o incluso una tarde, descansando en casa lo ayudará a superar una semana difícil. El descanso es vital para las mujeres embarazadas.

4.- Pruebe ejercicios

Algunos de respiración profunda, la yoga o los estiramientos. Hay muchos ejercicios que son especialmente para embarazadas, puedes hacerlo con regularidad según indique tu especialista.

5.- Dieta

Haz tu mejor esfuerzo para llevar una dieta saludable y bien balanceada para que tengas la energía física y emocional que necesitas. En esta etapa tienes que cuidar tu salud y la de tu bebé, por eso es necesario que tu especialista indique una dieta balanceada llena de minerales y vitaminas,

7.- Dormir

Ir a la cama temprano. Su cuerpo está trabajando horas extras para alimentar a su bebé en crecimiento y necesita todo el sueño que puede obtener.

Es importante asegurarse de dormir lo suficiente. Aunque dormir puede parecer esquivo durante el embarazo, convertirlo en una prioridad puede ayudar significativamente con sus síntomas de ansiedad. ¿Te despiertas a menudo por la noche? Intenta echar una siesta cada vez que sientas ganas.

8.- Limite la “sobrecarga de información”

Leer sobre el embarazo y escuchar las historias de embarazo de sus amigas está bien, pero no ahonde en todas las cosas que pueden causar miedo pero probablemente no sucederán durante el embarazo. Céntrate en cambio en cómo te sientes y qué te está sucediendo ahora.

9.- Crea un grupo de apoyo

Si está enfrentando una situación difícil, pasar tiempo con otras personas en el mismo barco puede aliviar su carga. Muchas mujeres crean redes de apoyo usando redes sociales o uniéndose a grupos en línea.

10.- Escribe sobre eso

A veces puede que no tenga ganas de hablar. Todos esos pensamientos necesitan un lugar adonde ir. Intente comenzar un diario donde pueda expresar sus sentimientos sin temor a ser juzgado.

11.- Empoderate

La toco fobia es el miedo al parto. Si su ansiedad está relacionada con el parto en sí, considere inscribirse en una clase de nacimiento. Aprender sobre las diferentes etapas del parto, lo que hace su cuerpo y qué esperar en cada turno puede ayudar a desmitificar el proceso.

Estas clases a menudo ofrecen sugerencias para lidiar con el dolor. También te darán la oportunidad de chatear con otras madres que pueden estar preocupadas por cosas similares.

Si su ansiedad está afectando su vida diaria o si tiene ataques de pánico frecuentes, llame a su médico. Cuanto antes reciba ayuda, mejor. Más allá de la referencia a un terapeuta, es posible que haya medicamentos que puede tomar para aliviar sus síntomas más graves. Nunca debería sentirse avergonzado de compartir sus pensamientos y sentimientos, especialmente si le preocupan.

¿No sientes que estás recibiendo suficiente apoyo? Siempre puede explorar cambiar proveedores.

Puede descubrir que escribir sus pensamientos y sentimientos lo ayuda a organizar o priorizar sus preocupaciones. Puede rastrear diferentes factores desencadenantes para compartir con su médico también.

Si está bajo un estrés inusual o siente que está en su punto de quiebre, solicite a su proveedor de atención médica que lo remita a un terapeuta, que puede evaluar mejor qué tan fuerte se ha tornado su ansiedad y qué debe hacer para sentirse mejor.

Escucha abiertamente lo que tiene que decir. Obtener ayuda durante el embarazo lo protegerá a usted y a su bebé de riesgos innecesarios y reducirá sus posibilidades de sufrir ansiedad y depresión posparto.

La ansiedad durante el embarazo es común. También es muy individual, por lo que lo que puede funcionar para ayudar a su amigo puede no aliviar sus propias preocupaciones. Mantenga abiertas las líneas de comunicación con las personas que ama, pruebe algunas técnicas de control del estrés y mantenga a su médico al tanto.

Cuanto antes reciba ayuda, más pronto podrá obtener tranquilidad para su salud y la salud de su bebé en crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.