¿Tienen Cura Los Ataques De Ansiedad?

Amigos lectores de seguro que en algún momento de sus vidas han presentado un aumento de la ansiedad, ya sea por alguna situación negativa que estén atravesando, o por las presiones de la vida cotidiana y el estrés. Esto no deja de ser normal sin embargo, se vuelve un problema cuando se presenta en forma de ataques, y surge la pregunta ¿Tienen Cura Los Ataques De Ansiedad?

El ataque de ansiedad o también conocido como ataque de pánico, es una reacción o dosis de ansiedad la cual es muy intensa, esta viene acompañada con la sensación de no tener la capacidad para controlar la reacción, o incluso puede venir acompañado de la convicción de que se puede morir en el momento.

Este tipo de crisistiene la particularidad que puede presentarse en cualquier momento, ya sea caminando, en la oficina, incluso conduciendo, en general en cualquier situación, las cuales serán evitadas posteriormente después del ataque.

¿Tienen Cura Los Ataques De Ansiedad?

Tienen-Cura-Los-Ataques-De-Ansiedad

Si se quiere diagnosticar un evento de este tipo, se pueden tomar en cuenta los siguientes criterios, la aparición de manera transitoriay aislada de malestar intenso y de miedo, acompañado con al menos 4 de los siguientes síntomas que listamos a continuación:

  • Sudoración.
  • Temblores en el cuerpo o sacudidas.
  • Se presenta la sensación de ahogarse o falta de aliento.
  • Muchas palpitaciones, sacudidas del corazón o un aumento acelerado del ritmo cardiaco.
  • Se puede presentar sensación de estar atragantado.
  • Malestar torácico.
  • Mucha inestabilidad general, con mareos o desmayo.
  • Se presenta un gran miedo de perder el control o incluso volverse loco.
  • Miedo o sensación de morir.
  • Sofocos o escalofríos.

Entonces cuando se presentan al menos 4 de esos síntomas junto con el miedo, se está en la presencia de un ataque de pánico. Cuando esto ocurre la persona debe tratar de conciliar la calma y retomar el control nuevamente. Sin embargo, esto en un principio  no es sencillo por lo que después de que ocurra es importante acudir a un especialista.

Hasta este punto, ya sabemos un poco más al respecto de esta afección emocional que puede llegar a ser tan dañina para el individuo. Ahora de seguro te puedes estar preguntando si hay o existe alguna cura para esta patología.

Entonces, una vez conociendo esto, te invitamos a que sigas leyendo para saber qué hacer cuando te encuentras en medio de un ataque de pánico. Estas simples medidas pueden ayudarte a llegar al otro lado. Pero hay que ser claros con esto, no somos autoridad en ansiedad.

Así que si experimentas ansiedad debilitante o ataques de pánico repetidos, lo más recomendable es que consultes a tu médico. Aunque algunas personas experimentan un solo ataque de pánico y nunca tienen otro, otras desarrollan trastornos de pánico caracterizados por ataques crónicos.

Estos ataques, y el miedo a tener más, conducen a muchos enfermos a evitar situaciones y lugares que causarán ansiedad. Aunque esta evasión puede parecer lógica en su aspecto, en última instancia, puede convertirse en una condición profundamente debilitante llamada agorafobia (“miedo a los espacios abiertos”).

Entonces, si tienes múltiples ataques de pánico, o incluso si llegas atener uno realmente aterrador, habla con tu médico y trata de obtener una referencia para alguien que se especialice en trastornos de ansiedad y  de pánico.

Él o ella podrán ayudarte significativamente, al sugerir cambios en tu estilo de vida, medicamentos y técnicas como la terapia cognitiva conductual. Después de todo, si puede tratar tu trastorno de pánico antes de que comience un ataque, ni siquiera tendrás que preocuparte por detener un ataque a mitad de camino.

Pero si te enfrentas a un ataque de pánico, aquí hay algunas estrategias que puedes usar entones para ayudarte a superarlo:

Reconocer Los Signos De Un Ataque De Ansiedad

Si sus ataques de pánico te provocan síntomas físicos intensos (como dolor en el pecho o palpitaciones), es una buena excusapara que un médico te revise para asegurarse de que no haya nada físicamente incorrecto en ti. Una vez que tengas esa seguridad, intente recordarla cuando sientas que comienzas un ataque de pánico.

Aunque sus emociones pueden estar gritando, “¡No puedo respirar! ¡Me voy a desmayar! ¡Me estoy muriendo! “, Trate de distanciarse de ese ruido y reconocer estos síntomas como signos perfectamente normales de un ataque de pánico.

Simplemente sabiendo que lo que está sucediendo es una respuesta de pánico normal y que es un síntoma de angustia psicológica, en lugar de física, puede ayudarlo a llegar hasta el final del ataque sin grandes consecuencias negativas.

Ser Reflexivo

John Tsilimparis, director del Centro de Trastorno de Angustia y Ansiedad de Los Ángeles, le dice a Psych Central que recomienda que los pacientes “sean reflexivos, no reactivos”. Sugiere que los que sufren de pánico escriban los pensamientos negativos que están teniendo, como por ejemplo: “Yo estoy muriendo”, “Estoy perdiendo la cabeza”, etc.

Escribir estos pensamientos va a crear una distancia entre los pensamientos y el pensador, reorientando al que sufre de pánico a un modo más reflexivo. Tsilimparis aconseja a los pacientes que anoten pensamientos más racionales, como por ejemplo: “Tengo un ataque de pánico en este momento”, “Mi médico dijo que mi corazón está bien”, “No estoy solo”.

Respira Profundamente

Cuando sentimos pánico o estrés, tendemos a respirar rápidamente, esta es una forma de respiración superficial que generalmente tiene el efecto de hacernos sentir aún más estresados y fuera de control.

La idea es contrarrestar esta respuesta practicando una respiración profunda y lenta. Vas a colocar una mano sobre tu pecho y una sobre su vientre, esto mientras respira, intenta expandir tu barriga con aire, en lugar de hacerlo con tu pecho. Inhala lentamente por la nariz o con los labios fruncidos.

Te puede resultar útil contar silenciosamente hasta cuatro en tu inhalación, y luego exhalar para contar cuatro. Cierra los ojos y concéntrate en tu aliento, en tu mano, ya que descansa en tu vientre, en el aire, ya que entra en tu nariz y fluye por el cuerpo.

Este enfoque te ayudará a disminuir tu respiración en pánico y tu ritmo cardíaco acelerado, además de brindarte algo para concentrarte diferente de tu pánico.

Dile A Las Personas Cercanas A Ti Qué Hacer

Las personas que te quieren pueden tener buenas intenciones, pero es posible que simplemente no sepan qué hacer cuando estás teniendo un ataque. Tómate el tiempo cuando no tengas miedo de hablar sobre la mejor manera de que te ayuden cuando te encuentres en medio de un ataque.

Diles lo que no deben hacer, por ejemplo como que te digan: “¡Estás siendo tonto, todo esto está en tu cabeza!”.

Entonces háblales a tus personas cercanas sobre cómo pueden ayúdate y lo que deberían hacer ¿Te ayudan los masajes con la cabeza?, entonces, muéstrale a tu pareja cómo hacerlo ¿Te ayuda hacer un escaneo corporal? Entonces Dile a tu mejor amigo cómo guiarlo a través de uno escaneo.

Finalmente, los ataques de pánico de todas las personas son un poco diferentes, por lo que cada persona tiene diferentes necesidades cuando se trata de combatirlos. Si tiene ataques de pánico, un terapeuta podrá ayudarte a idear estrategias para lidiar con los ataques en el momento que se personalicen para sus ataques y sus desencadenantes.

Leave a Reply